martes, 18 de octubre de 2011

Arturo o don Arturo?

Llega el momento en el que a todo hombre se le antepone la palabra “don” a su nombre, ¿pero cuando es eso?

En el trabajo soy don Arturo y los fines de semana soy Arturo. ¿A que se debe? Como dijo Shakespeare una vez:

El traje denota muchas veces al hombre.

Cuando uno viste formal es otra persona completamente diferente, la gente lo trata con respeto, los niños lo vuelven a ver con admiración, las mujeres lo vuelven a ver no precisamente con admiración, la familia y los conocidos lo vuelven a ver con orgullo, todos los desconocidos sin excepción le dicen “don”, ¡es una vara tan rara! (El que no entiende lo que le digo, haga la prueba de atravesar la avenida central alrededor de las 5:30pm vestido formal). Mi definición de vestir formal a grandes rasgos es: Saco, corbata, camisa de botones de manga larga, pantalón de vestir, medias, combinado, peinado, zapatos embetunados y limpios, perfumado, bañado, billetera de cuero, reloj de vestir, maletín.

Resulta que hace unos meses estaba en una empresa que estos días está muy de moda, realizado una auditoría. Todos los días al entrar y salir de la empresa los guardas de seguridad me saludaban con el don antes de mi nombres y se despedían muy efusivos. Pues resulta que uno de esos días iba para la pelea de Hanna Gabriels en el nuevo estadio nacional, así que me llevé la ropa y me cambié en el baño. Cuando iba saliendo el guarda de seguridad interrogó como 20 minutos: qué si yo trabajaba ahí, qué quién me autorizó a entrar, qué le enseñara una identificación, qué si esa compu era mía (y obvio sin el “don”, de hecho no sabía mi nombre)… Está bien que me preguntara porque es el trabajo de él pero ya tenía más de un mes de ir todos los días!

Estuve investigando un poco y al parecer el uso del “don” ha cambiado tanto con los años que ahora según el lugar y la clase social del que lo aplica o lo recibe puede tener connotaciones muy diferentes.

En conclusión no me molesta que me digan don Arturo, me hace sentir importante y me parece que es apropiado dado que soy adulto, profesional y padre de familia; PERO me molesta que me digan don Arturo solo por el hecho de andar vestido formal..

Si lo que quieren es respeto de mentirillas como dijo Barney: “Suit up!”

 

clive owen, closer

Se ha producido un error en este gadget.