martes, 6 de agosto de 2013

La Polilla

Yo aquí, escribiendo a esta hora (1:36am). Cuando me siento más cansado y pienso que me voy a dormir antes es precisamente cuando más tarde me duermo. En unas horas me va a costar levantarme, sin embargo quiero comentar algo:

Vivo aquí en Santa Ana, con un clima que se parece muchísimo al de Guanacaste, muy pero muy diferente al de otros lugares donde he vivido (Curridabat, Zapote y Sabanilla). La vara es que aquí hace mucho calor así que uno acostumbra a dejar la puerta abierta. Pasó que se metió a la casa una polilla de las que son grandísimas, tan grande que hasta da cosa tenerla revoloteando en la sala.

Mi esposa se encerró en el cuarto para que yo la sacara. Que quede claro: yo NO soy de esos payasos que pasan poniendo varas en FB que parece que les importan más los animales que las personas; sin embargo no quería matar la polilla. Me daba lástima matarla, así que simplemente intenté sacarla de la casa. Intenté todo lo que se me ocurrió: abrí la puerta, apagué todas las luces, la espanté con un palo, le tiraba cosillas pero simplemente la polilla no quería jalar, solo se ponía a volar de un lado para otro pero no le daba la gana de salir de la casa, hasta le tiré agua y nada.

En eso que estaba pensando q hacer, moviendo una caja salió una cucaracha, la cual majé inmediatamente con total naturalidad.

En ese momento me puse a meditar: Qué putas hace esa polilla más valiosa que esa cucaracha que acababa de matar? Supongo que el tamaño porque era una polilla bien bien grande, más grande que un pájaro. Entonces por ser más grande que otro animal tiene más derecho a vivir? Vale más la vida de una hormiga que la de una ballena? Qué tanto vale la vida de una animal si los animales no tienen alma? Y que pasa si yo no soy religioso y no me importa el alma? Repito: Vale tanto la vida de una ballena como la de una hormiga? Si la respuesta es si, entonces claramente podríamos irnos a hacer una matanza de ballenas sin remordimiento porque todos los días majamos montones de hormigas.

Al final después como de una hora, tristemente la polilla no quiso salir de la casa; por lo que tuve que hacer lo que no quería hacer y le tuve que dejar ir un zapato.

Vale la vida de esa polilla menos q la de un pájaro? Más que la de un roedor? Quién somos para decidir eso? Lo más triste es que eso sucede también con las personas…

Buenas noches.

4 comentarios:

  1. La polilla la hubiera metido en una bolsa y la saca -.-. Y seguramente el humano juzga por utilidad en la cadena alimenticia o por q vemos como perjudicial para nosotros. Y yo no mato las hormigas me parecen muy interesantes.
    RG

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Yo me he cuestionado también sobre por qué vale más la vida de un animal que la de un insecto! Pero naturalmente también mataría sin pensarlo dos veces una cucaracha y no me remuerde la consciencia ni cuando agoniza lentamente, sin embargo sí lloro y me duele ver a un animal sufrir!

    ResponderEliminar

Se ha producido un error en este gadget.