domingo, 18 de agosto de 2013

Llegando los 25

Quiero hacer esta entrada tipo diario, ni siquiera la voy a compartir en FB ni nada, no me interesa que nadie más la lea. Quiero leerla en 1 o 40 años y recordar este momento a la perfección, por lo que intentaré describirlo lo mejor que pueda.

Hoy estoy cumpliendo 25 años.

Mi familia, lo mejor de mi vida. Mi hijo que es muchísimo más valioso e importante para mí que yo mismo. Mi esposa, es definitivamente la mujer que Dios hizo para mí, incondicional, la que me aguanta todas mis estupideces, la que sorprendentemente me ama como soy, la que en estos casi 6 años ha conocido lo peor de mí y aún sigue aquí. Mi bebita, que si todo sale bien conoceré en un mes, no puedo esperar a que nazca. Tengo la bendición de tener a mis padres vivos, no los veo mucho pero he tratado de llamarlos más seguido, ellos siempre están al tanto de que todo ande bien.

Me siento muy a gusto en el trabajo, por primera vez quiero quedarme ahí tranquilo tanto tiempo sea posible. Me gusta lo que hago y me considero muy afortunado por poder trabajar.

Hace casi 3 meses me metí al gimnasio. Creo que he logrado muchísimo en muy poco tiempo, pero por ratos veo muy lejos mi meta y me desmotivo un poco. Dice un compa del trabajo que es corredor, que si en una carrera muy larga uno comenzando se pone a contar los kilómetros que le faltan, no la termina. Supongo que es parecido. Voy a crecer hasta donde yo quiera, a puro esfuerzo y disciplina, nada de inyectarse varas.

Con Ensensis todo va muy bien, ya prácticamente terminamos los dos proyectos que comenzamos hace año y medio. Estamos por terminar con la siembra y esperamos muy pronto comenzar la cosecha. Hay algunos planes interesantes a los que les estamos dando forma. Tengo total confianza en mi socio Manix. Tengo todos mis planes a futuro puestos en Ensensis, el éxito es la única alternativa.

Casi no me gustan los videojuegos, pero hay uno que me encanta: Starcraft 2. Yo como casi todo el mundo lo considero el nuevo Ajedrez. Desde que salió hace como 3 años comencé a jugarlo con dos amigos. Se fue uniendo más y más gente hasta que formamos un clan que ya tiene 53 miembros, se llama "Matachanchos", con fanpage y todo. El clan lo creamos para jugar entre compas y pasarla bien en los ratos libres, sin embargo conforme fue creciendo se fue volviendo serio y enfocándose a "la comunidad" con gente que quiere ser "progamer" y fortalecer el Starcraft en Costa Rica y ese tipo de cosas que a mí personalmente no me interesan para nada, por lo que hace unos días dejé el liderato luego de 3 años. Ese tiempo lo requiero para las cosas que mencioné arriba. Ahí me conecto de vez en cuando y vacilo con ese montón de locazos que considero buenos amigos, algo así como una familia.

Los viejos amigos ahí están, al igual que los nuevos, la gente importante nunca desaparece, incluso pueden desaparecer todo el tiempo y aparecer cuando se les necesita para luego volverse a desaparecer.

Amo Santa Ana, ya casi dos años de vivir acá y me siento como en casa.

No me fui de fiesta a pesar de que era sábado y estoy de cumple, cada vez me hacen menos gracia esas cosas. Hoy estoy en la cima de la vida, dicen que en los mejores años. A seguir trabajando en todo lo que me propongo, ahora que puedo, que tengo las energías y las ganas. A ver que me deparan los 25.

martes, 6 de agosto de 2013

La Polilla

Yo aquí, escribiendo a esta hora (1:36am). Cuando me siento más cansado y pienso que me voy a dormir antes es precisamente cuando más tarde me duermo. En unas horas me va a costar levantarme, sin embargo quiero comentar algo:

Vivo aquí en Santa Ana, con un clima que se parece muchísimo al de Guanacaste, muy pero muy diferente al de otros lugares donde he vivido (Curridabat, Zapote y Sabanilla). La vara es que aquí hace mucho calor así que uno acostumbra a dejar la puerta abierta. Pasó que se metió a la casa una polilla de las que son grandísimas, tan grande que hasta da cosa tenerla revoloteando en la sala.

Mi esposa se encerró en el cuarto para que yo la sacara. Que quede claro: yo NO soy de esos payasos que pasan poniendo varas en FB que parece que les importan más los animales que las personas; sin embargo no quería matar la polilla. Me daba lástima matarla, así que simplemente intenté sacarla de la casa. Intenté todo lo que se me ocurrió: abrí la puerta, apagué todas las luces, la espanté con un palo, le tiraba cosillas pero simplemente la polilla no quería jalar, solo se ponía a volar de un lado para otro pero no le daba la gana de salir de la casa, hasta le tiré agua y nada.

En eso que estaba pensando q hacer, moviendo una caja salió una cucaracha, la cual majé inmediatamente con total naturalidad.

En ese momento me puse a meditar: Qué putas hace esa polilla más valiosa que esa cucaracha que acababa de matar? Supongo que el tamaño porque era una polilla bien bien grande, más grande que un pájaro. Entonces por ser más grande que otro animal tiene más derecho a vivir? Vale más la vida de una hormiga que la de una ballena? Qué tanto vale la vida de una animal si los animales no tienen alma? Y que pasa si yo no soy religioso y no me importa el alma? Repito: Vale tanto la vida de una ballena como la de una hormiga? Si la respuesta es si, entonces claramente podríamos irnos a hacer una matanza de ballenas sin remordimiento porque todos los días majamos montones de hormigas.

Al final después como de una hora, tristemente la polilla no quiso salir de la casa; por lo que tuve que hacer lo que no quería hacer y le tuve que dejar ir un zapato.

Vale la vida de esa polilla menos q la de un pájaro? Más que la de un roedor? Quién somos para decidir eso? Lo más triste es que eso sucede también con las personas…

Buenas noches.

Se ha producido un error en este gadget.