jueves, 9 de octubre de 2014

Top 10 Personajes de series

Estos son MIS personajes favoritos de las series que he visto, podrían cambiar si me encuentro mejores:

10) Charlie - Two and a half men

two_and_a_half_men_charlie_harper_blue_shirt_10

Los sentimientos son como los pechos de tu mamá, sabes donde están pero mejor no sentirlos

Charlie desapareció de la serie y la serie se consumió en el fracaso. Así de fácil.

9) Michael Scofield - Prison Break

tatuaj-michael-scofield-prison-break

Yo planeo todo, aun las cosas que no planeo

Dentro de la serie lo describen como un genio, esto se comprueba con el pasar de los capítulos. Me gustaba muchísimo la misteriosa forma en la que persuadía a todos y siempre conseguía lo que necesitaba. Por ratos siento que abusaron de sus genialidades innecesariamente, de todas formas es uno de mis personajes preferidos.

8) Spartacus – Spartacus

Spartacus: War Of The Damned 2013

Ningún hombre es débil si su causa es más fuerte que su propia vida

Cuando murió Andy Whitfield en la vida real, creí que Spartacus había muerto con él, sin embargo Liam McIntyre terminó por convencerme (especialmente en la última temporada). Enorme líder, capaz de ganarse el respeto de grandísimos personajes como Crixus y Gannicus. Su estilo de lucha a dos espadas como solo los campeones pueden luchar. Mi escena preferida fue la última pelea contra Crassus, con ojos llenos de odio, un cazador detrás de su presa. “Siempre hay una opción” fue su lema.

7) Will Graham – Hannibal

Hugh Dancy

Ya no quiero matarlo Dr Lecter, no ahora que finalmente lo encuentro interesante

Sería el mejor personaje casi de cualquier otra serie, sin embargo para su desdicha le tocó disputar ese título con Hannibal Lecter. Siempre desaliñado y “hechomierda”. El Will Graham de las películas es un ridículo a la par de este. Grandiosa interpretación de este personaje que todos terminamos queriendo.

6) Cartman – South Park

cartman

No soy gordo, tengo huesos grandes

Me encanta el humor de Cartman, mucho más que el de (el amado por todos) Homero Simpson. Es un humor más negro, más vulgar e irreverente. Me da DEMASIADA risa Cartman!

5) T-bag - Prison Break

8pfe4wqhe8b9oxdufq4d8d1cd35d829_breakout-kings---andthe-bag-manand-3

Somos reos de nuestras propias identidades, viviendo en prisiones que nosotros mismos creamos

La rata que nunca muere. Nunca he visto a alguien tan manipulador como él. Sucio, inteligente, persuasivo, tramposo, sin honor, perverso. Si T-Bag está en la cárcel, hay botines asegurados. Un personaje único que uno no logra odiar.

4) Gannicus – Spartacus

Gannicus11

Solo hay una forma de convertirse en campeón: No perder nunca

El anti-héroe, mujeriego y amante del vino. El único que logró ganar su libertad en la arena. El más grande gladiador, capaz de opacar en todo momento a Spartacus en su propia serie. Tiene varias escenas increíbles, mi favorita es en la última temporada cuando lucha contra 3 romanos a la vez. El eterno campeón que lucha por su hermano, en una causa que no es necesariamente la de él.

3) Dr Hannibal Lecter – Hannibal

NUP_155073_0382.JPG

Dios también se siente bien matando, lo hace todo el tiempo

Probablemente este comentario no lo compartan los que no han visto la serie, pero el Hannibal de las películas no se compara al gran Hannibal Lecter de la serie (vi nuevamente Dragón Rojo la semana pasada para comprobarlo). Este es un Hannibal genio, cuerdo, elegante, ecuánime, bien vestido, con clase. Me gustó tanto tanto este personaje que me dio por cocinar estos días (sin carne humana). El juego del gato y el ratón que hace con Will Graham es simplemente brillante.

2) Sherlock – Sherlock

10166725

Anderson, no hables tan fuerte. Estas degradando el IQ de toda la calle

De niño leí los libros de Sherlock Holmes, por lo que las películas siempre me parecieron una basura; sin embargo la serie es otra historia. Como leí por ahí, es por mucho el mejor Sherlock de todos los tiempos que ha salido en una pantalla. Excesivamente genio, con una capacidad de deducción sobrehumana a la que cuesta seguirle el paso en las explicaciones. Moderno, soberbio e insoportablemente brillante.

1) Barney Stinson - How I Met your Mother

ob_0719c7_neil-patrick-harris-barney-stinson-nosologeeks

Solo hay una razón para esperar un mes para tener sexo con una mujer, y es que tenga 17 años y 11 meses

Increíble personaje! Sin duda alguna es el primero de mi lista, no tengo palabras para describir lo “awesome” que es este personaje. How I met your mother debe todo su éxito a él, tanto así que el nivel de la serie dependía exclusivamente de la participación que tuviera Barney. Por ejemplo, los capítulos cuando andaba con Robbin la serie se volvía aburrida, y cuando andaba haciendo sus jugadas de conquista la serie se volvía legendaria! A pesar de que el final de la serie fue una gran decepción, de alguna forma me alegré de saber que Barney terminó siendo Barney.

Una mención especial a:
Ben Linus - Lost
Tyrion Lannister - Game of Thrones
Chandler - Friends
Dexter - Dexter
Alex Mahone - Prison Break
Homero - Los Simpson
Walter White – Breaking Bad
Sheldon Cooper - The Big Bang Theory
Crixus - Spartacus
Frank Underwood - House of Cards

miércoles, 8 de octubre de 2014

Soy brillante

Ayer hablando con mi papá en lo que él describió como una conversación de hombre a hombre, me dijo que soy brillante. Lo apunto aquí porque no quiero que nunca se me olvide, quiero recordarlo cada día de mi vida sin importar por lo que esté pasando.

Viniendo de mi papá, es de las cosas más significativas que alguien me ha dicho en mi vida.

sábado, 26 de julio de 2014

El bullying

No me refiero al bullying “saludable” y divertido entre amigos, me refiero al bullying destructivo, el que ocasiona miles de suicidios cada año.

El Bullying, o acoso entre pares, es un comportamiento agresivo e intencional, que supone un desbalance de poder y que se repite a lo largo del tiempo.
El bullying puede darse a través de diferentes formas de hostigamiento: físico, verbal, psicológico, virtual, etc..

Hace unos días estaba en una boda con mi familia, y como es natural todos los niños se juntaron para jugar. Quise ver de cerca como mi hijo interactuaba con los demás niños, por lo que me acerqué un poco (no demasiado) y me dispuse a observar.

Los otros niños eran uno o dos años mayores a mi hijo, por lo que no querían jugar con él. Lo hacían a un lado y lo excluían. Sentí odio y ganas de hacer algo, mas no lo hice porque estaba consiente del daño social que le hubiera ocasionado a mi pequeño.

Seguí observando impotente, extrañado de que estas cosas sucedan a una edad tan temprana (los niños entre 4 y 6 años). Y reflexioné:  qué es lo que quiero para mi hijo? Quiero que lo excluyan y lo bulleen en la escuela/colegio? Quiero que sea el que bullea o al que bullean?

Desde que nació lo he educado para que sea un niño bueno, amable, respetuoso y cariñoso. Pero ya no sé si he estado haciendo lo correcto, porque claramente lo podría estar haciendo débil socialmente.

Hay personas que por alguna razón siente la necesidad emocional de estar bulleando a los demás, aún en la edad adulta tengo uno o dos compañeros en el trabajo que les gusta estar molestando a la gente en el almuerzo, probablemente hayan sido así siempre.

Con el pasar de los minutos mi hijo se ganó su lugar en el grupo de niños y jugaron juntos toda la tarde. Sin embargo yo quedé con una gran preocupación para el futuro:

Quiero que sea el que bullea o al que bullean? Definitivamente ninguna de las dos! Pero como mantenerlo al margen?

 

bullies

viernes, 16 de mayo de 2014

Dejé una mujer plantada en un bar.

Un excelente trabajo de mi buen amigo Javo:

Al caer la noche me preparaba para salir de mi casa, como siempre vistiendo ropa fina y zapatos nuevos, seguro que hoy iba a tener un poco de suerte, ansioso por hablarle  de todo lo que me ha pasado, desesperado por darle un beso, un solo beso en esos hermosos labios, ya son años a su lado y aún no logro despertar de este hechizo que algunos ingenios han querido llamar “enamoramiento” otros locos aún lo han llamado “amor”, yo solamente lo llamo, vivir.

Una tristeza se siente en la noche, un frío que no siento desde la última vez que corrí desnudo por la calle, en eso tenía 5 años claro está, hoy en día no creo que correr desnudo inspire la misma gracia que hace unos cuantos años atrás además de ganarme que alguien llame a la policía.

Me demoré, pues quise pasar por una rosa, su flor favorita, y antes de que pienses, “claro, que trillado”, te voy a explicar porque. Pues resulta que una vez, antes de que el tiempo me diera el gusto de llamarla “mi amor”, ella tenía su propio presente, que solemos llamar pasado, y corriendo por un jardín una vez cayó sobre un rosal, cortándose las manos con las espinas, sus heridas eran muy profundas y la llevaron al hospital; ¿quien la llevó?, eso no es importante. Esperando casi 30 minutos en emergencias la atendieron, le hicieron varias puntadas en su mano derecha y la dejaron descansar en una banca esa noche, por lo menos hasta que un borracho se tropezó con sus piernas, y déjenme decir, que hermosas piernas. A pesar de estar borracho, ¿Cómo? no sé, llegué a cautivarla, y gracias a unas cuantas rosas (sin tomar en cuenta el ron) llegue a conocerla.

Entonces, porque no, una rosa para empezar y luego una botella de ron para cerrar la noche, esta noche tan especial que hoy queremos celebrar. Tomé un taxi y le di una dirección, la sonrisa de idiota con la rosa en la mano lograron una risa del taxista, que luego añadió que nunca volvió a regalarle una rosa a su esposa; le dije que yo tampoco. Pues quien sabe, tal vez, solo tal vez, ese taxista le compre una rosa a su esposa esta noche. Mientras iba en el taxi recordé más esa noche, entre mareos y manos lastimadas, llegamos a hablar de todo, algo que agradezco porque no era una buena noche, pero como dije anteriormente, ella logró que ese “tal vez” que uno espera toda su vida, fuese real y me distrajo por unos momentos. Han pasado años ya desde esa noche, esa noche contradictoria donde la conocí, donde fue la calma después de una gran tormenta, una tormenta la cual hoy sigue teniendo sus momentos fuertes de recuerdos, donde tal vez, solo tal vez, algún día deje de recordar.

Vaya suerte, cuando vas mas tarde los semáforos desfilan de rojo y el reloj parece correr una maratón. Cerca del lugar donde decidí encontrarla, miro la hora y con esas coincidencias extrañas, es la misma hora a la que llegué aquella vez al  hospital.

Aquella noche un amigo y yo habíamos tomado demás, y tuvimos un accidente en su auto, ya entendieron por qué yo estaba en el hospital cuando ella se cortó la mano con la rosa, mi amigo quedó mal pero sobrevivió, más sin embargo fuimos responsables de separar el amor por un poco de licor. No fui yo quien iba manejando, más sin embargo soy culpable por haberlo dejado manejar, y en una curva donde mi destino marcó un camino diferente el cual nunca iba a adivinar donde iba a parar, chocamos de frente contra otro auto, unas risas se convirtieron en llanto, mientras un esposo destrozado miraba como su esposa lo dejaba esa noche. Sus nombres no son de importancia, y esa mujer murió en el lugar donde nuestras vidas se cruzaron.

Aquí es, le dije al taxista, donde se vio extrañado, mi forma de vestir para tal lugar, seguro pensó que iría a algún bar famoso o un restaurante lujoso, siendo profesional me cobro demás, pero si algo me enseñó esta mi hermosa mujer, es dar sin esperar recibir algo a cambio. Mi teléfono suena, es un viejo amigo, no le contestaré aunque una duda pasó por mi mente, podría ser algo importante, una emergencia pero mi indecisión duró lo suficiente para que el celular dejase de timbrar. Pues bueno, he llegado, estoy nervioso, no sé, siempre que la veo me emociono demasiado, es simplemente hermosa y la esperanza siempre brinda un poco de emoción. Entro al lugar donde la recepcionista me reconoce de inmediato, me saluda pues son tantas las veces que he venido aquí, y me dirige hacía donde está ella esperándome.

Mientras camino recuerdo lo mismo que recuerdo cada vez que camino por este pasillo, cuando después de conocerla los años pasaron, y siempre estuve a su lado, vivimos tantas cosas, buenas y malas, risas y llanto, pero juntos, siempre juntos. Más sin embargo una noche marcó nuestras vidas (así es, otra noche), una noche aparte de la noche que nos conocimos, esa noche que mi pasado tomó venganza, y volvió de la peor manera posible. Cenando en casa, un sonido que hasta el día de hoy desprecio, hace que nos separemos, el timbre de la casa. Ella se levanta para mirar quien es, mientras yo nuevamente con mi trago preferido en la mano, espero. Tocando a mi puerta como la muerte toca nuestras vidas, estaba el sujeto aquel que perdió su mujer en un accidente, pasado de copas y con un arma en mano mientras mi esposa abría la puerta con su sonrisa que no he vuelto a ver, sus ojos se apagaron esa noche con su sonido fuerte proveniente de su arma, seguido por un chaos, gritos y más disparos, el señor decidió ir a visitar a su mujer fallecida y se pegó un tiro.

Ya llegamos, me dice la enfermera, entro a su cuarto nervioso, y la miro con dulzura, ahí acostada, dormida, para algunos locos “en coma” para mi, dormida. Coloco su rosa en su mano donde ya no se nota la cicatriz, beso sus labios mientras una lágrima mía besa su mejilla. Me siento a su lado y empiezo a contarle mi vida, mientras abro la botella y lleno mi vaso, pues él de ella ya está vacío.

Vuelve a sonar mi celular, esta vez contesto:

-donde estás- pregunta mi amigo-

-donde crees que estoy –hago una pausa - y perdón amigo mío, pero dile a tu amiga, que no podré llegar esta noche.

Javier Soto Hernández.

jueves, 6 de febrero de 2014

Amo

Amo mi familia, amo mi trabajo, amo el lugar donde vivo, amo mi empresa, amo lo que soy. Amo demasiado mi vida.
 
La felicidad es un estado pasajero de locura.

domingo, 19 de enero de 2014

Optimismo!

Me siento muy feliz, contento, satisfecho. No este instante ni hoy, sino este momento que podría comprender ya bastantes días o semanas.

Siento que mi familia me hace muy bien, al igual que el gimnasio y trabajar tantísimo (algunos días entre 15 y 19 horas). Esa satisfacción de conseguir un resultado cuando se ha invertido tanto esfuerzo es mucho mejor que el resultado en sí, es lo que realmente le da valor al resultado; En el campo que sea.

El optimismo, que buen socio es el optimismo! Hace que las cosas sucedan porque uno hace que sucedan.

optimism_thumb

Se ha producido un error en este gadget.